Primary tabs

El juego infantil sirve para adentrarse en las dinámicas de la vida y para relacionarse con los demás. El entretenimiento y la diversión son sus ingredientes. Siempre cuenta con unas reglas precisas que hay que respetar, sin las cuales no existiría un campo común de actuación. A veces se requiere el arbitraje de un tercero para facilitar su aplicación. Existen dos modelos básicos. El primero se fundamenta en la colaboración; el segundo, en la competición. Los educadores más idealistas, que buscan una sociedad en armonía, optan por el primero.

Algunos cristianos militan políticamente en la izquierda; otros, en mayor cantidad, en la derecha. ¿Encuentra su militancia dificultades de conciencia por su adscripción política? Cada uno lo sabe en su caso. Desde una óptica externa, se trata de situaciones complejas, tanto para los individuos como para los partidos. Creo que hay que revisar las relaciones entre la izquierda y la derecha con la Iglesia, y viceversa. Existen demasiados tópicos. Persisten las actitudes ancestrales que se repiten de manera mecánica. No se producen nuevos enfoques ni posturas innovadoras.

Visitar el Vaticano en estas fechas permite observar el trabajo de limpieza que se efectúa tanto en la columnata de Bernini como en algunos exteriores de la Basílica para devolver la blancura al mármol travertino, oscurecido por el polvo y la contaminación que se adhieren a la superficie de muros y paredes. Se trata de una tarea de mantenimiento, que da relieve al pasado y afronta el futuro con nuevas garantías.

Ellas y ellos, tras un período de escucha y discernimiento, decidieron consagrar su vida a Dios a través del seguimiento de Jesús. Ellas y ellos trabajan en la vanguardia eclesial, en las zonas de frontera eclesial, en la periferia de las ciudades, en los ambientes de marginación, en el diálogo entre la fe y la cultura, en el campo de la educación y de la sanidad, en los espacios de contemplación… Ellas y ellos suelen moverse entre bambalinas con gran discreción y el anonimato cubre sus aportaciones.

La historia se repite cada vez con mayor frecuencia. Familias creyentes, que viven sinceramente su fe, sumidas en el desconcierto ante la decisión de sus hijos, que empiezan con interrogarse sobre algunos principios clave. Las alarmas se disparan. El momento indefectible que marca la ruptura es dejar de ir a la misa dominical. Los padres se preguntan en qué han fallado y que deben hacer para que las cosas no vayan a peor. Tolerar, sin más, es sentenciar la ruptura. Enfrentarse implica consolidarla. Ensayan diversas estrategias y todas culminan en el mismo resultado.

Se afirma a menudo que “Cataluña es el país más secularizado del mundo después de Holanda”, que “Cataluña es uno de los países europeos (y la comunidad autónoma española) donde la gente se siente menos religiosa”, etc.

Los titulares de la prensa publicaron la noticia a mediados de diciembre. Los científicos del CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear) aseguraron que hay indicios de la existencia del bosón de Higgs, conocido por la partícula de Dios, que rastrean con ayuda del acelerador de partículas LHC. Su hallazgo permitiría explicar la formación del Universo. Tarea apasionante, pero parcial.

Cuando las copas de cava choquen sus cristales para celebrar la llegada del año 2012, cuando las plegarias y los cantos rasguen el silencio de la noche en monasterios y capillas en el momento de cambiar de guarismos, cuando la Torre Agbar dispare sus luces multicolores para acompañar las últimas campanadas y registre en su perímetro la magia del nuevo número, determinadas creencias de la New Age (Nueva Era) van a encontrar su caldo de cultivo. Resulta cíclico que en momentos particulares de la historia se plantee el fin del mundo o se enuncien grandes sucesos apocalípticos.

Sentado en un banco de la capilla del convento de San Damiano, cerca de Asís, contemplo una reproducción del famoso Cristo crucificado. El entorno propicia el sentido de la intimidad, nutrido por la belleza y la pequeñez. Antes de llegar, quedo embebecido por la magia de los colores otoñales que brotan de una vegetación abundante. La famosa cruz representa una radiografía de la vida de Jesús. Hay dolor y muerte, pero no constituyen la última palabra.

La puesta al día de la Iglesia, que propulsaron los papas Juan XXIII y Pau VI a través del Concilio Vaticano II, supuso trasladar al desván eclesial algunos objetos y prácticas, que cayeron en desuso o que contradecían la nueva sensibilidad e, incluso, los planteamientos teológicos renovados. La silla gestatoria, por la misma voluntad papal, quedó como pieza de museo, del mismo modo que la tiara dejó de ser utilizada y sólo se conserva en las pinturas de época. Otros objetos y prácticas no han perdido valor, pero sí cierta vigencia o actualidad.

Páginas

Subscribe to