Iconografía bíblica tridimensional en el Espai Von Balthasar

"En todo lo que suscita en nosotros el sentimiento puro y auténtico de la belleza está realmente la presencia de Dios. Existe casi una especie de encarnación de Dios en el mundo, cuyo signo es la belleza. Lo bello es la prueba experimental de que la encarnación es posible. Por esto todo arte de primer orden es, por su esencia, religioso" (Simone Weil. Citado por Benedicto XVI en la su encuentro con los artistas el 21 Noviembre de 2009 en la Capilla Sixtina.)

 

El pasado 19 de enero, en el Espacio Von Balthasar, inauguramos la exposición  de los iconos bíblicos tridimensionales que había propuesto como ejercicio visual a los alumnosde la asignatura "Recursos para la Animación Bíblica", del máster en Teología Bíblica del ISCREB (ver noticia aquí). En éste artículo os ofrezco la lectura del breve discurso de presentación y el icono que yo mismo he propuesto.

Discurso de presentación de la exposición:

"Estimados / as,

La presente exposición "Iconografías bíblicas tridimensionales de la Navidad" que ahora presentamos responde a un triple objetivo: eclesial, pedagógico y bíblico. Primeramente  responde a un objetivo eclesial, ya que entendemos que la actividad de los Institutos Superiores de Ciencias Religiosas no se puede llevar a cabo al margen de la realidad eclesial local, es decir, de la vida de la diócesis que lo acoge. Dado el ámbito universitario que ha dado lugar a esta reflexión bíblica visual, he creído conveniente buscar otro ambiente universitario eclesial que lo pueda acoger y, en éste caso, se ha concretado en la colaboración del ISCREB con el CCU (Centro Cristiano de los Universitarios), el Centro Edith Stein, y en su espacio de exposiciones conocido como espacio Von Balthasar que, desde hace unos dos años, ofrece la posibilidad de un lugar de encuentro y diálogo entre el arte y la fe. "(seguir leyendo el texto de presentación)

Icono "Lo pusieron en un pesebre" (imagen superior):

Partiendo de la idea inicial planteada por el enunciado de trabajar y desarrollar el objeto icónico-bíblico de un cubo de cartón, he explotado la caja antropomòrficament como una persona en posición de oración. La parte inferior se convierte en una falda donde sedispone un plato con decoración navideña y una recopilación de citas bíblicas que relacionan la cuna del Niño Jesús con el pesebre del belén (Lc 2,6-7), el banquete escatológico (Is 25 , 6; Ap 19,17) y la celebración eucarística (Jn 6,48-51). Los dos laterales, que acogen el espacio interior y la abrazan, aunque lo dejan entrever, sonmodificados y se recortan a 15 grados para poder hacer las piernas y dar la inclinación en la falda de la figura. En los laterales no hay más representación que el dibujo de un "Grupo cero" para niños y cuna. La parte central, o el tronco de la figura, queda perforada por la cruz ("Mirarán Aquel a quien traspasaron"), lo suelta y queda perfilada por el dibujo industrial de la cuna de la marca "Cybex", que es lo que he adquirido por el hijo que estoy esperando. En la iconografía oriental, el Nacimiento representa a Jesús de forma que es entendido, a la vez, como el niño que nace y como el cuerpo sepultado de crucificado, de ahí que el dibujo de la caja esté fusionado con el símbolo de la cruz en el objeto. Finalmente, el resto de material queda repartido como pies de la figura y como cabeza reclinada en forma de adoración del Misterio de un Dios-Amor que encarna. El objeto,pues, fusiona la realidad de quien escribe estas líneas, su esperanza más inmediata, y la oración.

Sea, pues, esta mi felicitación de Navidad. Felices fiestas!