El octógono sagrado, por una arquitectura bíblica

Según el Instituto de Estudios Catalanes, el término "arquitectura", aparte de ser el arte de construir edificios, se puede entender como un "Conjunto de formas de estructuración de un sistema informático, de una red de ordenadores, de una base de datos, etc. ". Esta perspectiva de la arquitectura como el arte de organizar o estructurar un conjunto complejo de datos es lo que nos permitiría hablar de una "arquitectura bíblica", más allá de las diferentes tipologías constructivas que aparecen, en tanto que la Biblia es un conjunto coherente y articulado de diferentes fuentes de información referidas al plan salvífico de Dios.

Se podría hablar también de Dios como "el arquitecto" (ya hablé aquí y cabría hacer una analogía con el papel del "arquitecto" de la película de Matrix, que tenéis en la imagen de la derecha), pero ahora me interesa presentar una obra sumamente pedagógica: "El octógono sagrado", del biblista José Pedro Tosaus. En esta breve obra, el autor desgrana la arquitectura bíblica utilizando una imagen física que, precisamente, es un edificio de planta octogonal. La visualización propuesta permite que el lector entre en un recorrido sapiencial en el que se van compaginando las visitas al centro del octógono, donde cada lector se encuentra a solas con el misterio de la Biblia y su propia vida, con las ocho salas perimetrales, donde se pueden estudiar diferentes aspectos de la elaboración, sentido y actualidad bíblicas. Aquí abajo os adjunto el esquema y la condensación del libro que emplearé para la última clase del curso "Recursos para la Animación Bíblica", en el ISCREB, donde os podréis hacer una idea de lo que os estoy hablando (os recomiendo que ampliar la presentación a pantalla completa).
.prezi-player { width: 400px; } .prezi-player-links { text-align: center; }

Octogon Sagrat on Prezi

El esquema de recorrido de un edificio, en clave arquitectónica, puede asociarse a edificios de tipo museístico y, en cierto modo, el esquema propuesto por José Pedro Tosaus podría convertirse en un programa para un museo bíblico. Desconozco si en Barcelona hay un espacio de estas características, pero sería muy interesante poder materializarlo (quizá habría algún campanario de planta octogonal que se prestase a ello). Aun así, después de este hallazgo, queda pendiente por mi parte hacer una visita al Museo Biblicum Tarraconense para poder hacer la comparativa.

Etiquetas: